Lijado y arenado de llantas de moto

Para conseguir el acabado más refinado posible, desde Galvañ Arenados utilizamos el chorreado de arena de precisión. A través del arenado con silicato de aluminio del tipo número 1, conseguimos el resultado más fino posible. Este material utilizado en el arenado del chasis de la moto cumple con la normativa vigente para este tipo de silicatos. Con el procedimiento del chorreado de arena, en ningún momento la llanta se resiente, quedando como nueva.

Desde el momento en que damos una mano de arenado y se elimina la pintura antigua, ya se puede proceder a aplicar la pintura al horno o la pintura líquida sobre el chasis de la motocicleta. Si pintáramos la moto con los nuevos colores sobre la pintura antigua, el resultado no sería el deseado, ya que siempre hay defectos y las imperfecciones siguen estando presentes. Sin embargo, cuando se pinta la moto directamente sobre el chasis, logramos justamente el color y el ‘tunning’ que queremos, ya que es como si pintáramos por primera vez.

Además, el chorreado con silicato de aluminio no sólo borra la pintura vieja que ya no queremos, sino que también elimina las imperfecciones que pueda haber en la superficie de la moto. Compruébalo tú mismo con las fotografías que adjuntamos, o vente a comprobarlo a nuestras oficinas centrales en Castalla (Alicante).